¡Hola!

¡Hola!

domingo, 28 de mayo de 2017

El barrio de la luz. Inio Asano

¡Hola amores! Hoy vengo a daros mi opinión sobre otro producto, en este caso un manga. Como ya habéis visto en el título, hablaré sobre ''El barrio de la luz'', de Inio Asano.
El manga consta de una serie de historias cortas, relacionadas entre si, algunas más que otras, y ambientadas todas en un barrio, el cual da nombre al ejemplar. En este tomo encontrarás un mangaka nostálgico y frustrado, un organizador de suicidios, un par de colegialas a las cuales unirá una situación inesperada y psicópata, los cuales tienen todos algo en común: viven en el Barrio de la luz, por lo tanto son vecinos y conocidos. Y como en los mangas de Inio, llegarás a un momento en el que te adentras tanto en ese mundo, que acabas llorando con los personajes, riendo con ellos, e incluso, temiendo por ellos o por lo que les pueda pasar. En verdad son historias únicas y conmovedoras, más de lo que puede parecer a simple vista.
El primer relato trata de cómo una pareja joven va buscando un piso y, mientras hablan, sucede un echo sorprendente, el cual relacionará el primer relato con el siguiente, y así, se van uniendo unos sucesos con otros, saltando de un capítulo al siguiente.
¿Mi opinión personal sobre él? Al ser historias independientes, historias cotidianas que te puedes encontrar en un barrio japonés, llegan a ti de una forma tan clara y tan directa que no te queda más remedio que seguir leyendo, y más, hasta que ves cómo termina, pero después quieres más.
¿Lo recomiendo? ¡POR SUPUESTO QUE SI! En verdad, este autor, personalmente, tiene la capacidad de enamorar con cada una de sus obras, y el Barrio de la luz te deslumbrará.

domingo, 14 de mayo de 2017

Respuestas.

Hola amores.
Bueno, creo que ha llegado el momento de responder varias dudas.
Antes de eso, agradecer a la gente que me ha dado su apoyo, tanto a través del blog como por otras redes su apoyo. De verdad han sido muchas personas, y solo me queda decir la palabra GRACIAS. Por otra parte, la gente que ha venido a criticar (¡Qué casualidad que no han dado la cara, siempre a escondidas o por la espalda!), quiero haceros una pregunta: ¿Cuándo un hombre le da una paliza a una mujer (se que también existe el caso contrario, pero hablo de mi caso), ¿le sacaríais la cara al hombre? ¿O diríais que es un maltratador y que merece su castigo por ello? Pues bueno, esto es un caso similar, solo que yo no pedí ningún tipo de justicia, solo me desahogué y pensé que mi historia, quizás, podría servir de ayuda a personas, tanto hombres como mujeres, que estén en una situación similar.
Una vez aclarado eso, me gustaría responder a la pregunta: ¿Por qué ahora?
La respuesta es muy sencilla, porque necesitaba soltarlo. Como he dicho antes, no escribí la entrada para pedir justicia, ni para que la gente que le conoce vaya a decirle nada, ni mucho menos para dar pena. Aún me cuesta contar todo eso, sobretodo cara a cara con alguien (y anoche tuve esa experiencia, y de verdad que me costó), pero ahora puedo hacerlo sin que se me llenen los ojos de lágrimas, y eso, para mi, es significado de que lo estoy superando, que ya casi pasó. Siempre formará parte de mi vida, porque me ha cambiado mucho. Porque ahora tengo mucho miedo de como tratar a los demás, porque se lo que duele. Y hoy en día, habiéndolo superado casi al completo, pensé que mi historia podía ayudar, como ya comenté. Podía ayudar tanto a personas que, de una u forma estén pasando por algo similar, o personas que lo hayan pasado pero no lo hayan superado, porque no, no es nada fácil.
Así que lo que dije, mil gracias a todos lo que perdieron un segundo de su tiempo en leerlo, en compartirlo y en comentar. De verdad soy feliz si a una sola persona le pudo ayudar, aunque sea un poquito, y si alguien que lee esto ha pasado o está pasando una situación similar, no estás sola, no te sientas no querida, y mucho menos por ti, eres muy grande, y vales más que esa situación. Quiérete. 

jueves, 11 de mayo de 2017

¿Malas relaciones? -Experiencia personal-

Hola amores, hoy vengo a daros un consejo:
Quizá, para entender mi consejo, sea necesario que sepáis un poco de mi. Soy una chica que tiene 20 años, ¿demasiado joven para dar consejos? Bueno, quizá, pero por intentarlo tampoco pierdo mucho, y si consigo ayudar a una sola persona, yo ya seré feliz.
Siempre, desde pequeñita, he tenido problemas de autoestima, siempre me he sentido inferior a los demás, siempre he ido segunda, nunca daba mi opinión por miedo a no gustar y hacía todo lo que los demás querían solo para sentirme aceptada. Cuando tenía 14 años  recién cumplidos, empecé una relación con un chico. Él era cuatro años mayor que yo, pero eso nunca fue un problema para mi. Él me hacía pensar que era especial, que me quería, pero tenía un problema: era demasiado celoso. Al principio todo iba muy bien, yo le quería y parecía que él a mi también. Pero llegó un momento que yo no podía salir con mis amigas, porque se enfadaba si no estaba con él... ¡Pobre ingenua! Yo que pensaba que era porque me quería demasiado y me extrañaba si no estábamos juntos...
Pasaron dos años, y yo solo salía de casa con él o con mis padres si yo le hablaba a cada rato, pero claro, yo tenía que ir a clase. Pues bien, él iba a verme a los recreos para que estuviera con él porque ''me echaba mucho de menos''. Mi madre me decía que no era algo normal, que abriera los ojos, que si alguien te quiere no te impide vivir. Pasaron los años, dos o tres, y volví a pensar que era una segundona, y llegué a creer que no tenía lugar en este mundo, y ahora me doy cuenta que eso no es real, pero él me hacía sentir así. Llegué al punto de la autolesión, pero yo me sentía muy cobarde por no ser capaz de acabar con todo. Luego volvía a estar con él y todo eran broncas, y todo era por mi culpa porque yo era ''demasiado amable con los chicos''. Me miraba el móvil de arriba a abajo, ¡incluso controlaba mi ubicación para ver donde estaba! Hoy en día me doy cuenta de que eso no estaba bien, pero ¿qué iba a pensar yo? Si había crecido con eso...
Bueno,y ahora que sabéis mi historia, podéis aceptar un poquito mejor mi consejo: Si tu pareja te saca más lágrimas que sonrisas, aléjate de ella; no digo que no te quiera, digo que no te quiere como tu mereces que te quiera. Y quiérete, quiérete como yo no supe quererme para que no te pase lo que me pasó a mi.

martes, 9 de mayo de 2017

Nueva sección en el blog.

Hola amores!
Hoy me paso por el blog para comentaros que voy a crear una nueva sección en la que haré reviews y recomendaciones de libros, mayormente manga.
Espero que os interese tanto como a mi leerlo y escribirlo.

Muchas gracias <3

domingo, 7 de mayo de 2017

¿Tampones o compresas? Experiencia personal.

¡Hola! Hoy vengo a contaros una experiencia un poco más personal y, ya de paso, daros algún consejito.
Como leéis en el titulo, os quiero contar que prefiero, si tampón o compresa, pero no para una chica ''adulta'' (de más de 15 años, más o menos), sino para una niña de 9 años, que es a la edad que me vino a mi el periodo por primera vez.
Como os podréis imaginar, fue una sorpresa increíble, ya que era muy chiquita cuando me vino por primera vez, y la verdad que desde entonces no he tenido ninguna irregularidad... (¡Con lo harta que estoy ya de ella, y lo que me queda todavía..!).
Pues si, a esa edad poner un tampón es algo imposible, era ya difícil poner una compresa... Era más grande la compresa que la braguita, pero las compresas con alas eras más fáciles de mantener en su sitio. Así que, en este caso, mi recomendación sería esa, buscar la compresa más pequeña, o más bien, estrecha, y preferiblemente con alas, ya que es más fácil de sujetar.
También recomiendo que si se es un poco más mayor, trece o catorce años, se intente usar el tampón, eligiendo el más acorde en función de la cantidad de flujo que se expulse, porque a la larga es más cómodo, en verano no hay problemas de playa ni de piscina, ya que te puedes bañar igual, y para depende que ropa, siempre se disimula mejor un tampón que una compresa.

Espero que este post os haya servido de ayuda, tanto para vosotras, como para vuestras hijas, hermanas pequeñas, primas, sobrinas...
Y sobre todo, si conocéis a alguien que le venga el periodo tan jovencita como me pasó a mi, o esteis en esa situación, no os preocupéis, no es nada malo, a toda mujer le llega el momento, antes o después. Eso si, siempre unos mimos y chocolate ayudan en esa situación. :)

lunes, 1 de mayo de 2017

Mi experiencia con el cabello. (II)

¡Hola amorcitos! <3
Ahora os contaré otro producto que utilizo para mi cabello y que me encanta.
Como os conté en la entrada anterior, tengo el pelo largo y rizado, bueno, más muy ondulado. También tengo que decir que tengo mucho, muchísimo pelo, por lo que no cualquier producto me funciona bien. He probado muchas espumas, y al principio todas me funcionan bien, pero con el paso de los minutos, se me empieza a caer el rizo y parece que solo estoy despeinada.
Un día, decidí probar...

La espuma GIORGI rizo marcado. A parte de tener un precio económico, me funciona realmente bien, ya que, además de ser bastante económica, me aguanta muchísimo el rizo y se me queda muy marcado. Llevo un par de años utilizándola, y no tengo intención de cambiar, por el momento. Si hace frío, queda un efecto muy natural si me seco el pelo con difusor, y si hace calor, queda precioso si lo dejo que seque al aire. Y si me recojo el pelo para estudiar o porque me molesta, al soltarlo, el rizo sigue impecable.









De verdad, la recomiendo. Bajo mi experiencia, es de lo mejorcito que he probado.

Mi experiencia con el cabello. (I)

Para empezar con el blog, quiero hablar un poco sobre mi pelo, ya que lo tengo largo, rizado y grasiento, y en ocasiones se me hace muy difícil manejarlo y que quede como a mi me gustaría.
Para empezar diré que yo no he tenido el cabello grasiento siempre, fue más o menos a partir de que empecé a menstruar cuando se me empezó a quedar muy grasiento, sobretodo en las raíces (¡Benditas hormonas..!) Bueno, el caso es que ya no me servía cualquier champú, porque a las horas de haberme secado el pelo ya lo tenía lleno de grasa y parecía super sucio...
Un día mi madre trajo a casa el producto que me salvó la vida, y si, ese champú me salvó la vida. Y es este:

Garnier Original Remedies Arcilla suave y Limón.
Me deja el pelo perfecto, y me aguanta dos días sin lavármelo y no aparece ni una mota de grasa. Además, aprovechando que mi ducha diaria es mi momento de relax, la fragancia que tiene junto con su textura me dan ganas de no salir nunca de la ducha.

Así que ya sabéis, si tenéis el pelo grasiento y no sabéis que hacer con él, probadlo, a mi me funciona de verdad.