¡Hola!

¡Hola!

domingo, 29 de octubre de 2017

Mi parte favorita

Bailar como loca y reír a carcajadas. Cantar como si nadie te estuviera escuchando.
Una cerveza muy fría o un café bien caliente.
Hay cosas en la vida que son maravillosas, como la complicidad que tienes con tu mejor amiga, los consejos de tu madre, escuchar tu canción favorita... Pero hay cosas que no podemos desaprovechar.

A pesar de mi juventud, la vida me ha enseñado que tengo que vivir cada momento como si fuera el último porque nunca sabes lo que te pasará cuando dobles la esquina, aprovechar cada risa y cada lágrima, porque de todo se aprende.  Probar cosas nuevas sin saber a ciencia cierta si te gustará. Aprender cada día algo nuevo que no esperabas, y dejar este mensaje a quien creamos que le puede ayudar.

Pero, sobre todo, lo que he aprendido es a vivir.
He aprendido a caerme y a levantarme, y que cuanto más alto llegas, más grandes es la caída y más duele, pero también más aprendes.
He aprendido que a veces las traiciones no duelen, y que duele más la decepción que lo que te haga la persona.
He aprendido a sacar la parte buena de las malas decisiones, y que a veces duele soltarse y volar, pero es lo mejor que podemos hacer.
He aprendido que llorar no es siempre malo, y que a veces una sonrisa no ayuda a nadie.
He aprendido a dar cariño a las personas, porque es el mejor regalo que le podemos hacer.

Pero, ¿sabéis cual es mi parte favorita de todo lo que he aprendido?







De todas esas cosas que he aprendido, tanto bueno como malo, mi parte favorita es aprender a vivir.

domingo, 22 de octubre de 2017

Con cariño:

Hoy me he puesto melancólica. He pensado en lo avanzado que va el año y lo raro que ha sido para mi. Y me he dado cuenta de que casi estamos el invierno, mi estación favorita. Se que aún queda mucho para que llegue, pero ya empieza a hacer frío. Ya hemos sacado las chaquetas de lana y ya se ven los puestos de castañas asadas por la calle.
Me encanta el frío, y me encanta la ropa de invierno. Me encanta el ambiente que se crea, las caras heladas. Me encanta porque se empieza a respirar el ambiente de la navidad, esa magia en el ambiente. La ilusión de los niños, los ojos brillantes y la cara de los padres al verles mirar los juguetes de los escaparates, diciendo que se lo van a pedir a Papá Noel o a los Reyes Magos.
Pero, ¿sabéis cual es mi parte favorita del invierno? Combatir el frío.
Una hoguera, un café caliente, una manta muy suave y una buena película. Y, por supuesto, un abrazo.

Para mi, la mejor manera de combatir el frío es en su abrazo. Además de su protección, recibo su calor, y es más cálido que el de cualquier estufa. Y me encanta.
Ojalá poder compartir muchos más inviernos contigo. 


Me encantaría dedicar esta entrada a todas las personas que me han apoyado, a todas las personas que lean esta entrada. Me encantaría desearos que estos meses que quedan del 2017 estén llenos de magia y felicidad. Con mucho cariño. 

jueves, 12 de octubre de 2017

Complementos.

A todos nos gusta vernos bien. Hay momentos en los que sabes que todo el mundo va a estar mirándote y te encanta que te vean genial. O simplemente te gusta verte bien a ti misma, sentirte bonita y feliz. Y en esos momentos, hasta el más pequeño detalle puede marcar la diferencia.
Dicen que nuestra sonrisa es nuestro mejor complemento, y es verdad. Cuanto más sincera es nuestra sonrisa, mejor nos queda, y el brillo en los ojos, ese que nos da la felicidad, también nos queda siempre muy bien, en cualquier ocasión y con cualquier outfit.
Pero hay ocasiones que quieres destacar. Y, además de ese brillo en los ojos y esa sonrisa sincera, te gusta llevar algún complemento más. Un anillo que encaje perfectamente en tu dedo, para que cuando te den la mano, la gente se de cuenta que estás ahí, de verdad, para brillar. Un collar o una gargantilla que te haga brillar desde lejos, o un vestido que marque tu figura y haga que la gente gire la cabeza para verte al pasar. O una bonita pulsera.

A mi me encantan las pulseras, tengo muchísimas. Pero la última que adquirí me enamoró. Aquí la tenéis: 



Es una pulsera rígida recubierta entera por brillantes negros, y es de la tienda Bisutería de Moda y es maravillosa. Os invito a que os deis una vuelta por su web, tienen piezas preciosas y bastante económicas. El envío es rápido, y os puedo asegurar que la calidad es espectacular (tanto que cuando recibí el paquete y lo abrí, mi madre se enamoró de la pulsera, me la quiso quitar).
Otra cosa que me pareció muy bien de la tienda es que puedes elegir que te lo empaqueten como un regalo y es algo que yo pedí (solo por curiosidad) y, la verdad, llegó super cuqui y bien protegido.

Esta tienda me ha dejado enamorada amores, tanto por el trato como por sus productos, y de verdad que os la recomiendo, os dejo por aquí links directos para que echéis un vistazo:
http://bisuteriademoda.es/

Por último, gracias a Bisutería de moda por el artículo. <3


jueves, 5 de octubre de 2017

Mentiras

Hola amores.
Como ya muchos sabréis, ayer un Youtuber subió un vídeo que desató una gran polémica. A mi, me gustaría dar mi opinión sobre el tema. Con esta entrada no digo que uno tenga razón y que el otro no, simplemente quiero dar mi opinión, con hechos que he vivido.
El vídeo que mencioné habla de una persona que tiene denuncias sobre acoso y maltrato, tanto a mujeres como a animales, y como es un personaje público, se defendía haciendo un vídeo victimizandose, demostrando que todo lo que habían dicho de él es mentira con pruebas falsas y haciendo creer a la gente que es a él al que le han hecho daño, o subía un vídeo diciendo que había ganado todas las demandas y que él es el bueno y los demás son los malos. ¿Que conseguía él con estos vídeos? Que a las personas afectadas las acosaran sus fans, tanto por redes sociales como por la calle, eran chicas que salían a la calle y lo primero que escuchaban era un insulto, y hasta les escupían.
Vale, hasta ahí la historia, sin dar opinión. Yo, como dije antes, solo me gustaría haceros sentir como se pudo sentir ella pero, obviamente, a una magnitud mucho mayor.
El 11 de mayo de este mismo año yo subí una entrada (este es el link:
https://chaneln14.blogspot.com.es/2017/05/malas-relaciones-experiencia-personal.html?m=1 ) en la cual yo hablaba sobre como había sido mi anterior relación. Con esta entrada lo único que yo quería era hacer ver a muchas personas que hay salida donde a veces no la ves, y que si estás sufriendo y te están haciendo daño, tienes que romper esa cadena, ser libre y vivir. Todo lo que yo dije en ese momento es demostrable, ya que hay pruebas y testigos de absolutamente todo. Yo no hice esa publicación para fastidiar a nadie, ya que de haberlo hecho así, habría puesto nombre y apellidos y hasta el link de redes sociales, pero lo hice anónimo, y lo hice en un momento en el que casi nadie sabía que yo escribía un blog.
¿Sabeis cual fue su respuesta? Hacer una publicación en redes sociales. ¿Y sabéis lo que ponía en esa publicación? Que él no era un maltratador (palabra que no uso en la entrada para referirme a él en ningún momento) y que todo lo que él hizo fue porque yo le había puesto los cuernos (cosa que también es mentira).
Lo que más me dolió fue ver a gente a la que tenía cariño dándole la razón, apoyándole y creyendo algo que es del todo falso. Y ganarme una fama que no tengo, solo por intentar ayudar a personas que habían pasado por eso a salir.
Como veis, es el mismo mecanismo que os comenté al principio de la entrada. Defenderse de todo haciéndose la víctima culpando a los demás, en este caso, de algo falso.
Y por ultimo amores, deciros que con esta entrada no quiero levantar ninguna polémica ni nada, ahora estoy feliz y me sobra con eso, solo quería aportar mi granito de arena, que veáis como se pueden sentir las personas afectadas y, sobretodo, como no debemos creer ninguna versión sin haber escuchado la otra.

domingo, 1 de octubre de 2017

Reflexión personal: Niños, futuro.

¡Hola amores! Hoy os traigo una entrada más alegre, bastante más, que la anterior. Hoy vengo a hablaros de un amor muy especial.
Hablo de los niños pequeños. Esos enanitos que a veces con una sonrisa te hacen olvidar, por un momento, lo malo que tienes en la cabeza, y sin pedir nada a cambio. Porque ellos no piden nada, o al menos, no con el interés con el que solemos hacer cosas los adultos. Ellos quieren jugar, reírse y, sobretodo, sentirse queridos, y ellos lo pagan con lo mejor que pueden darnos, todo su cariño.
Y puede que esos niños no sean familiares tuyos, o pueden que si, pero aún así, si reciben cariño, no les importa. Y algo que tampoco miran es la raza, ni el dinero, ni la situación económica. Tampoco la edad. ¿Puede ser algo más gratificante que hacer reír a un niño o, mejor aún, que te haga reír él a ti?


Y ahora, parémonos a pensar, ¿qué mundo le estamos dejando a esas personitas? Si que ellos son nuestro futuro, pero ¿cómo estamos planteando el suyo? Un mundo con guerras, lleno de mentiras.
Corrupción, mentiras, robos, ilegalidades. ¿De verdad es eso lo que queremos para nuestros niños? ¿Ellos querrían eso para nosotros?
Yo no tengo la solución a todos los problemas, ni mucho menos, pero de lo que algo estoy segura es que tenemos que cambiar. Cambiar para mejorar nuestro futuro, y el suyo. Y tenemos que unirnos para conseguirlo, porque solos no vamos a poder.

Y esta entrada va dedicada a todos esos niños que siempre están con una sonrisa en la cara y que hacen sonreír a todo el mundo que los ve. Va dedicado para todos los niños, en general.